• images_planta01

    USTED

  • images_planta02

    USTED

Plantas y Procesos

Proceso Laminado en Caliente
Planta Guápiles

SHOW PLAYER

Proceso de Laminado
Planta Guápiles

En un primer paso, la materia prima es almacenada en una bodega donde se separa de acuerdo a su composición química y origen, de modo que se le pueda dar seguimiento a las coladas (lotes) que están relacionadas con los certificados de calidad del proveedor de materia prima. El lingote de acero o palanquilla tiene una longitud aproximada a 12 metros y un peso promedio de dos toneladas y su sección es cuadrada, de 130 a 150 milímetros de lado.

El proceso de laminación es aquel mediante el cual el acero se somete a temperaturas promedio de 1160°C en un horno galopante, durante aproximadamente dos horas, posteriormente sufre reducciones sucesivas en un tren de laminación contínuo, como resultado de pasar a través de las cajas compuestas por cilindros de laminación, se forman los productos requeridos, de acuerdo a un diseño específico.

Durante el proceso de calentamiento la palanquilla, genera una capa superficial denominada “cascarilla” la cual, es necesario retirar con agua a alta presión e iniciar el proceso de laminación en el desbaste, el cual está compuesto por seis cajas de laminación en contínuo. Estas son las que realizan un cambio importante en las dimensiones de la palanquilla, reduciendo la sección de la misma en un 85%, formando una circunferencia de 64 milímetros de diámetro.

Posteriormente, pasa al primer tren intermedio. El tren intermedio #1 y #2, compuesto de ocho cajas de laminación realizan una función similar al desbaste, con reducciones que no son tan fuertes como el anterior; la tensión del material entre cada caja es controlada de manera electrónica para evitar malformaciones durante el proceso por estiramientos no deseados en el material.

Finalmente, el tren acabador se encarga de darle las dimensiones finales del producto, solicitadas por la norma.

Opcionalmente, se encuentra la sección de “termoproceso” donde se le aplica agua en cantidades y presiones controladas al producto terminado, mejorando sus propiedades mecánicas y permitiéndole cumplir con normas internacionales tan exigentes como la ASTM 706. Posteriormente los productos pasan a una mesa de enfriamiento donde, de forma natural, reducen su temperatura hasta los 200 °C. En la mesa de enfriamiento se toman muestras del lote de producción para el laboratorio de calidad.

Al final de la mesa de enfriamiento se encuentra la cizalla que da el corte a la medida comercial ya sea ésta de 6, 9 ó 12 metros de longitud para las varillas o perfiles que se estén laminando. Éstos son atados y etiquetados para posteriormente almacenarlos en la bodega de producto terminado y planificar su distribución en el mercado.